Ha sido dicho que la historia le pertenece a aquellos que oran, no podría estar más de acuerdo con eso, porque los que oran son los que oyen las estrategias, planes y el modelo del cielo para la tierra aquí y ahora.

 UNA PALABRA PARA LOS SANTOS

Dios usualmente me da su palabra para el año a través de una enseñanza profética que puede ayudarnos a posicionarnos y prepararnos a recibir y romper en lo que es Su promesa para nosotros.

 Mientras estaba en oración una mañana meditando en la palabra de Dios, escuche la voz del Señor hablarme de lo que leía en su palabra, El resaltó dos escrituras que creo que estamos orando y creyendo que es parte de nuestra herencia para este próximo año. 

 ESCRITURAS PARA EL 2018

Este es un año para entrar a través de las puertas de la promesa como Hechos 3:1-10, este es un requisito en Hebreos 12:1-2 dejando a un lado todo peso y pecado que verdaderamente nos impiden entrar.

Esta palabra es vital para los santos al igual que para los líderes, pero siento de parte del Señor

 que esta palabra ayudará a los santos entender porque algunos no logran ver el avance que se les ha prometido y porque algunos sienten como que aún no se han movido en ninguna dirección en su vida.

 Hebreos 12:1-2, ¿Está siendo más lento? (peso) o está paralizado (pecado)?

“despojándonos de todo peso y del pecado que nos asedia”

 La frase “despojándonos” significa detener un estado – quitar

En la Escritura Dios nos llama a hacer dos acciones específicas en nuestra vida, que paremos nuestro continuo estado de pecado y quitemos todo peso que nos detiene.

Peso – impedimento –  bulto

El Logos Bible Sense Lexicon dice que peso significa “Algo que interfiere con o retrasos de acción o progreso”

 Peso habla a cosas que están causando retraso y progreso en nuestra vida. Cosas como relaciones no saludables, hábitos no saludables, defectos del carácter como actitudes del corazón que nos impiden las relaciones del reino, comunidad, falta de auto disciplina, diligencia, perseverancia, persistencia, falta de vida devocional, oración, etc..

 David Guzik dice:

El pecado puede atrasarnos, pero también puede haber cosas que no son pecado (cada peso) pero son meramente obstáculos que puede mantenernos lejos de correr efectivamente la carrera que Dios tiene para nosotros.

Vernon McGee dice:

Recuerdo hace unos años cuando Gil Dodds un cristiano muy fino era un corredor muy famoso en este país, algunos de nosotros fuimos a la pista de la Universidad del sur de California a verlo correr. Corrió alrededor de la pista un par de veces con zapatos tenis luego se detuvo y se cambió otro par de zapatos uno de los compañeros ahí preguntó porque necesitó cambiar zapatos. Tomó uno de los zapatos tenis y un par de los zapatos livianos y se los lanzó al hombre que había hecho la pregunta, créeme no había mucha diferencia en el peso de los zapatos pero si el suficiente, dijo, para causarle que perdiera la carrera.

En la vida cristiana hay muchas cosas que no están equivocadas en si mismas pero que los cristianos no deberían llevar esas cargas, ¿por qué? Porque no ganarías la carrera.

 Este es un año para sobresalir en tu carrera y acelerar el paso

Dios nos ha llamado a sobresalir en la carrera que Él ha puesto delante de nosotros. Pero no podemos sobresalir si estamos agobiados por cosas que puede que no sean pecado, pero están causándonos bajar la velocidad y dificultar el progreso en nuestro caminar espiritual y en nuestra carrera.

Identifique el peso y comience a ponerlos a un lado, este año es tiempo de acelerar el paso en su carrera ante Dios.

Una área critica que pueda tener algún peso que necesitemos empezar a ponerlos a un lado.

Nuestro Tiempo: vivimos en una cultura dirigida y conectada por la tecnología y las redes sociales de comunicación las 24 horas, los 7 días de la semana, los 365 días del año.

Nuestro artículo más valioso en la vida es el tiempo, el apóstol Pablo dijo a los de Efesios: “Mire cuidadosamente entonces como camina, no como un necio sino como sabio, haciendo el mejor uso del tiempo porque los días son malos” (Efesios 5:15-16, traducción del inglés al español)

¿Con que es llenada su vida diariamente? Un área que necesita cuidadosa atención, tiempo y enfoque es su familia. La mayoría de los cristianos están corriendo su carrera con conflictos, falta de paz y unidad en sus hogares, la paz de su carrera es extremadamente lenta porque no están viviendo bajo el diseño de Dios para sus familias.

Piense por un momento, usualmente invertimos ocho horas al día trabajando, al mismo tiempo hay una estadística que solamente ¡este año la gente invirtió diariamente alrededor de dos horas y veintiséis minutos en las redes sociales (no relacionado al trabajo o al empleo) sin mencionar la TV la cual está estimada en cinco horas más por día!

Eso llega a más de 15 horas de nuestras 24 horas disponibles. De las 15 horas, 8 son importantes para mantener, vestir y mantener a nuestras familias, pero ¿qué pasa con las otras casi 8 horas? Los pasamos desconectados de nuestro cónyuge e hijos, comunidad, amigos y relaciones que son valiosos en el Reino.

Por esa razón nuestros esposos están clamando desesperadamente por atención y nuestros hijos no son felices y se sienten abandonados, los miembros de nuestras iglesias se sienten desconectados y no encajan en su comunidad local. Es tiempo de recortar su agenda diaria y priorizar con sabiduría. Sin embargo, no renuncie a su trabajo o se desconecte del mundo completamente.

Dra. Kathy Tolleson autora de Staying Fresh dice, “Nada puede causar problemas más rápidamente que perder prioridades.” Ella explica lo que causan prioridades no saludables:

“Aquí hay un número de cosas que he observado a lo largo de los años: Primero algunas son simples, la vieja ambición humana.  Esta ataca especialmente a ministros jóvenes o a aquellos que simplemente están iniciando, pero si esto no es corregido va a impulsar a las personas el resto de sus vidas. La ambición puede hacer que sigamos trabajando mucho más allá de lo que el Señor nos exige. El orgullo es como un aditivo de combustible en una ambición. Cuando combinas los dos, la gente sigue esforzándose y esforzándose. Para que Dios use verdaderamente una vida, matará la ambición y el celo humano, como es demostrado en la vida de muchos de sus siervos. Algo de esto es la naturaleza humana que debe ser cambiada por la naturaleza de Cristo. Otros tienen problemas más profundos que provienen de las heridas de la infancia. Todavía intentan demostrar que pueden “llegar a ser algo” o que no son “estúpidos”. Impulsados ​​por el temor de convertirse en el desastre de su infancia, no pueden establecer prioridades saludables hasta que reciben la sanidad del pasado.”

Este es un año para poner a un lado las cargas que han restringido nuestro tiempo con Dios y nuestra familia. Te sorprenderá ver en lo que estas invirtiendo tu tiempo cuando empieces intencionalmente a evaluar tus acciones.

Una cita final de June Hunt, autor de Claves de Consejería Bíblica sobre Administración del tiempo: Maximizando sus Minutos, escribe: “La raíz subyacente que causa el mal manejo del tiempo es el fracaso en escoger administrar el tiempo, usted puede escoger manejar su agenda o puede escoger (por defecto) permitir que su agenda lo maneje a usted”

Hay otras áreas que podemos examinar y pedirle al Señor que nos muestre si hemos sido cargados por el peso de la falta de revelación de Su diseño para nosotros:  

Relaciones: Puede que no sea la carga que usted está cargando que lo haga ir lento, pero puede ser que el peso de otros lo sea. No significa que no sea una luz para ellos, sin embargo, si esto empezó a desacelerarlo y causarle tropiezo, es tiempo de ponerlo a un lado.

Actividades, hábitos, dinero……

Acosado por el pecado – pecado (acto)  

El Logos Bible Sense Lexicon dice que pecado significa “un acto o sentimiento que transgrede algo prohibido o ignora algo requerido por la ley o el carácter de Dios ya sea en pensamiento, sentimiento, palabra o acción

También dice la frase que se aferra tan estrechamente significa “acosado adj. – hábilmente envolvente en todos los lados (atacar, emboscar o inhibir acción)”

Hay una clara diferencia entre el pecado y el peso. Si bien el peso puede hacerte lento, no te paraliza e inmoviliza como lo hace el pecado. El pecado habla a cosas que sabemos que hacen perder la marca de la imagen y el carácter de Dios impresos en nuestras vidas. Estas son las cosas que distorsionan nuestra verdadera identidad e imagen de El.

Este es un año de romper las garras de culpa y vergüenza (PECADO)

Algunos santos han vivido una vida llena de culpa y vergüenza, son cristianos que han sido salvos en el momento de confesar sus pecados, arrepentirse y tomar la decisión de vivir para Cristo, pero a lo largo del camino, el pecado los atrapó y los paralizó. Solamente han aprendido a sobrevivir en vez de destruir las obras de satanás, y así prosperar en su vida espiritual.

Este es el año de romper con las garras de la culpa de sus pecados y de la vergüenza que ha producido una vida de supervivencia. Mucha gente vive un estilo de vida de pecado porque alivia su dolor de los traumas pasados. Escuché al Señor decirme “Muchos de mis hijos están batallando con una crisis de adicción de pecado.” Esto ha incapacitado a muchos santos. Confesar, buscar ayuda de los líderes y mirar “A Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de el soportó la cruz, despreciando la vergüenza, y se sentó a la diestra del trono de Dios.” (Hebreos 12:2, traducción del inglés al español)

 Exhortación sobre el arrepentimiento y confesión

¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración. ¿Está alguno alegre? Cante alabanzas. ¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor. Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados. Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.” (Santiago 5:13-16, RVR)

Arrepentimiento es una acción poderosa que nos libra de las garras del pecado y la Confesión vuelve incapaz el fruto de pecado en nuestras vidas, mata el veneno y las semillas que están latentes en lugares ocultos. Quiero exhortarte no solo a arrepentirte delante de Dios sino también a que busques la confesión de tus pecados a un hermano o hermana maduros en el Señor, y si realmente quieres experimentar el gozo de la completa libertad, ven a la limpieza con tus seres queridos y tu liderazgo.  

Todos tenemos pecados de los cuales preferimos no contarle a nadie. Desafortunadamente, el enemigo nos ha engañado para que pensemos que esos pecados nos descalifican para no volver a ser íntegros y santos, estoy aquí para decirles que eso es una mentira del enemigo. Esto no ignora el poder destructivo del pecado, que es muy real, tu familia y tu vida eterna están en riesgo y no puedes ignorarlo. Los pecados secretos son el asesino espiritual silencioso número uno para los santos, las familias y los ministerios. El enemigo luchará contra ti con vergüenza, miedo y culpa para paralizarte y evitar que busques la ayuda que realmente necesitas para recibir tu completa libertad.

Es posible que Dios te haya perdonado cuando te arrepentiste, pero existe esa molesta sensación de vergüenza y humillación que puedes cargar para siempre en tu conciencia que solo puede ser limpiada y borrada por la confesión. La confesión cerrará por completo la puerta a la oportunidad de continuar en un ciclo de pecado oculto.

Declaro sobre tu vida: ¡vergüenza, culpa y temor ya no va a determinar su libertad, tu te sostendrás del trono de la gracia, en la medida en que te arrepientas y confieses, experimentarás el gozo de la liberta!

Hechos 3:1-10 – La estación correcta, pero preguntando algo equivocado.

En Hechos 3 leemos la historia de un hombre que era cojo de nacimiento que era llevado y puesto diariamente en la puerta del templo llamada la Hermosa, en este testimonio dado por el Espíritu Santo en Hechos encontramos que Pedro y Juan iban al templo a la hora de la oración. Mientras iban ellos de repente se encontraron con este hombre que desde que aprendió hablar y tener un entendimiento de su condición de nacimiento, fue enseñado a pedir limosna a los que entraban al templo.

Puerta la Hermosa es definida por la BDAG (New Testament & Early Christian Literature Lexicon) como “un momento oportuno, sucediendo/viniendo en el momento correcto, oportuno”

La LSJ un lexicón que se enfoca en el literatura griega no cristiana dice que la palabra griega “horaios” (Puerta la Hermosa) fue usada para definir como “producida para el tiempo correcto”

Nadie está exento de cosas que pueden paralizarnos en algún área de nuestra vida, ya sea por las experiencias de la vida, los defectos de carácter o pecado. ¿Te imaginas que te coloquen delante de una puerta tan prometedora, pero no puedes atravesarla? Un recordatorio constante de tu destino, nacido en la estación correcta, pero incapaz de caminar porque eres cojo. Un lugar oportuno y tu siempre llegas en el momento correcto; sin embargo, no puedes recibir lo que realmente necesitas para tu vida. No pienses solo en lo físico, ¿estoy hablando de nuestra alma? ¿Nuestra mente? ¿Nuestras familias? ¿Nuestros matrimonios?

Echemos un vistazo más de cerca a la escena en la que se encuentra este hombre:

  1. Desde el primer recuerdo en su memoria, le enseñaron: “Eres cojo”, te traerán aquí todos los días y pedirás dinero.
  2. Te sentarás en la Puerta que promete un momento oportuno, que dice que estás llegando en el momento correcto, que dice que naciste para un momento como este, pero todo lo que puedes hacer es pedir dinero.
  3. Por cierto, no puedes en ella, porque estás lisiado y tu trabajo es sobrevivir.

 Fue en ese momento que escuche al Señor hablarme y decir, “La Religión te dejará a la entrada de la puerta de la promesa mendigando lo que parece ser tu mayor necesidad pero sin sanar lo que paraliza tu vida.”

Este hombre tuvo que tomar una decisión cuando los Apóstoles pasaban. Podría permanecer obsesionado con lo que creció creyendo que era su mayor necesidad (dinero) o recibir lo que lo sanaría para caminar a través de la prometida puerta de destino.

 Espero que puedas entender esto. Es posible que hayas crecido creyendo que la mayor necesidad que tienes es dinero, pero lo que tu mas necesitas es liberarte de la pobreza que afectó tu infancia. Es posible que hayas crecido creyendo que solo puedes protegerte del rechazo, pero es posible que necesites sanidad, perdón y libertad de aquellos que abusaron de ti. Es hora de profundizar en por qué creemos que nuestra mayor necesidad es cierta cosa, sin embargo, esta no ha producido una completa libertad en nuestras vidas.

2018 es un año para aquellos que han sentido el letargo y no han visto el mayor progreso, retoma el paso, ponte al día y descarta todo lo que ha agobiado tu vida, causando retrasos y obstáculos en su progreso.

2018 es el año para aquellos que han quedado paralizados e inmovilizados por el pecado o experiencias traumáticas en la vida, serás como el hombre en Hechos 3 si identificas la verdadera necesidad que tienes, no lo que te ayuda a sobrevivir, sino lo que te ayudará a vencer para que puedes entrar, caminar y correr a través de la puerta de cumplimiento para ti y tu familia.

 Nuestras verdaderas necesidades vs las mentiras del enemigo 

Satanás es un maestro engañador y manipulador. Te mantendrá atado a sus mentiras y engaños siempre y cuando continúes confiando en su evaluación de lo que es mejor para ti en lugar de lo que Dios dice que es lo mejor para ti.

Satanás te mantendrá rogando, apenas sobreviviendo, te insensibilizará y te esclavizará todo el tiempo que pueda. Cuando Pedro y Juan vieron a este hombre, vieron que el dinero no podía arreglar sus problemas. El dinero solo lo había alimentado y le había permitido sobrevivir. No le había permitido vivir una vida de satisfacción y gozo ante Dios. Solo un verdadero milagro podría corregirlo y devolverlo a sus verdaderas promesas e identidad en Cristo.

 “Pedro, con Juan, fijando en él los ojos, le dijo: Míranos. Entonces él les estuvo atento, esperando recibir de ellos algo. Más Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda. Y tomándole por la mano derecha le levantó; y al momento se le afirmaron los pies y tobillos; y saltando, se puso en pie y anduvo; y entró con ellos en el templo, andando, y saltando, y alabando a Dios. Y todo el pueblo le vio andar y alabar a Dios. Y le reconocían que era el que se sentaba a pedir limosna a la puerta del templo, la Hermosa; y se llenaron de asombro y espanto por lo que le había sucedido.” (Hechos 3:4-10 RVR)

¿Está listo para dejar la carga que en este año te ha hecho ir lento? ¿Está listo para romper la atadura que te ha paralizado y te ha mantenido inmóvil?

Como Pedro y Juan yo declaro hoy para ti: ¡No tengo oro ni plata pero lo que tengo te doy en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate, se libre, camina y corre a través de la puerta de la promesa hoy!

Ora esta oración conmigo:

Padre, te agradezco porque este es el año en que caminaré a través de la Hermosa Puerta de la Promesa en mi vida. Te pido que cuando entre en 2018, me muestres qué peso necesito dejar de lado y qué pecados incapacitantes necesito confesar, buscar ayuda y abrazar el viaje hacia la plenitud para poder prosperar y vivir una vida de plenitud. Amén.

 


Edgar Iraheta

Edgar, Husband, Father, Minister, and Author.

Leave a Reply

en_USEnglish
es_ESEspañol en_USEnglish