EVANGELISTAS Y PASTORES

Dios ha puesto una carga en mi corazón para orar y interceder por los pastores y evangelistas. El pastor es sin lugar a duda una persona con cargas por los santos y sus familias, las cuales tienen necesidades en el cuerpo de Cristo.  Ellos enseñan, preparan y ayudan en la madurez espiritual de todos los santos y son pieza clave para que ellos y sus familias cumplan sus propósitos en el Señor.

El evangelista tiene una carga con pasión para alcanzar a los perdidos y traerlos a un lugar donde puedan experimentar las alegrías del reino. Ellos son pieza clave en la preparación y madurez espiritual de los Santos para convertirles en faros de luz que guíen a otros al reino.

¿DÓNDE ESTÁ LA COSECHA DE DIOS?

En un sueño que tuve esta mañana, (12/12/2017) fui invitado por un pastor a predicar en su congregación. A medida que nos aproximábamos a la Iglesia les dije “Vayamos al puente mejor, ministraremos desde ahí”. Los pastores me miraron con dudas, pero yo continué mi camino hacia el Puente.  Una vez que llegamos al mismo, les dije “crucemos el puente”. Caminamos a través del puente, era un puente muy largo, cuando alcanzamos la mitad del puente comencé a ver miles de personas paradas en la mitad del puente. Les dije “Aquí es donde vamos a ministrar”. Comencé a profetizar a la gente en la multitud y a media que pasaba el tiempo, miré en la dirección de donde habíamos venido y pude ver que miles de esa multitud se habían ido a aquel lado y comenzamos a caminar hacia el otro lado del puente.

Desperté y comencé a orar por ese sueño y el Señor me comenzó a hablar:

Dile a mis pastores, que la temporada de espera terminó, no esperen por una cosecha, es hora de ir adonde está la cosecha. Hay una multitud esperando, ellos ya han comenzado su camino, pero no hay nadie que les reciba para guiarlos durante el resto del camino. Es hora de que mis evangelistas puedan encontrarse con mis pastores, que colaboren juntos para traer una cosecha que se ha demorado.  Estoy liberando una gracia fresca para colaborar en esta temporada. Voy a apoyar ministerios de evangelistas y pastores para romper la demora en la época de cosechas.

IDENTIFICANDO LA PRINCIPAL TRAMPA DEL MINISTERIO PASTORAL

Mientras seguía orando y meditando en lo que el Señor me había dicho, me di cuenta que los pastores pueden caer en ciertas trampas. Una de las principales trampas es esperar que más y más gente llegue a sus Iglesias. Una de las razones por las que permanecen esperando, es porque están ocupados en las necesidades de los santos y de sus familias. Ellos no quieren dejar de lado sus obligaciones con ellos, pero en realidad, esto afecta el crecimiento de sus ovejas y de su congregación local para causar un impacto en la comunidad. A no ser que ellos intencionalmente dejen que la unción evangelística fluya a través de ellos (y mejor aún que ellos consigan evangelistas en su rebaño), se quedarán esperando para siempre.

Romanos 10:14 dice “¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?”

Joel 3:14 dice: “Muchos pueblos en el valle de la decisión; porque cercano está el día de Jehová en el valle de la decisión.”

ESTOY EXPANDIENDO TU RANGO DE INFLUENCIA.

Un area clave en la que creo que Dios va a derramar su gracia y unción en 2018 es en la expansión de las Iglesias locales para aumentar sus rangos de influencia en las ciudades. Un ingrediente importante es el lanzamiento de la unión de los 5 ministerios. Mientras que el Apóstol y el Maestro tienen el mandato de sentar las bases, ellos necesitan gente con quien puedan trabajar, y para esto, Dios ha puesto gracia sobre el evangelista y maestro. Un ingrediente clave será la unción profética que caerá sobre el Evangelista y el Pastor para identificar efectivamente donde están las demoras y dificultades, para que ellos puedan prosperar en la cosecha en la siguiente temporada para traer multitudes al reino.

Ezra 6:14-15  Y los ancianos de los judíos edificaban y prosperaban, conforme a la profecía del profeta Hageo y de Zacarías hijo de Iddo. Edificaron, pues, y terminaron, por orden del Dios de Israel, y por mandato de Ciro, de Darío, y de Artajerjes rey de Persia. Esta casa fue terminada el tercer día del mes de Adar, que era el sexto año del reinado del rey Darío.”

El profetizar de los profetas trae aperturas claves en los cielos donde el Evangelista y el Pastor pueden encontrar el favor de las comunidades para abrir la brecha a la apertura del reino de Dios.

¿QUÉ HACER?

Creo en el poder de la intencionalidad. Nadie a completado alguna tarea sin colocar su mente y corazón en el trabajo que se debe realizar. El trabajo que se presenta tendrá que ver con la asociación.

Si eres un Pastor: identifica a los evangelistas y empodéralos. Colabora para expandir su influencia evangelística en la Iglesia Local permitiéndoles que su unción pueda entrenar a otros santos.  Nadie puede autorizar una mayor medida de entrenamiento en la Iglesia local que el Pastor Principal de la Iglesia.

Si eres un Evangelista: identifica a los Pastores y empodéralos, colabora en la expansión de la influencia pastoral en la comunidad local ayudando a que su unción pastoral pueda alcanzar la ciudad. Nadie tiene una mejor red de influencia y colaboración en la ciudad como un Evangelista.

Si eres un Profeta: identifica a los pastores y evangelistas, comienza a colaborar y profetizar su éxito y la temporada de cosecha prospera que se avecina.


Edgar Iraheta

Edgar, Husband, Father, Minister, and Author.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

en_USEnglish
es_ESEspañol en_USEnglish