Escuché al Señor hablarme esta mañana y me dijo: Dile a mis Hijos igual como le pedí a Ezequiel que profetizara sobre los huesos secos. Ahora les pido que profeticen a santos hambrientos y sedientos. Estoy derramando vino y pan fresco, volverán a mi mesa frente a sus enemigos, aprenderán a comer y beber como nunca pensaron que podrían hacerlo. Secará la insatisfacción, los sacará de caminos de pecado y la adicción. Profetiza: ¡come y bebe, del vino y pan del Señor!

“”Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.” (Mateo 5:6)

3 CLAVES PARA COMER Y BEBER

1. RECONOCE tu pérdida de apetito y sed, es la primera señal de apatía.

2. REGRESE a la mesa, el arrepentimiento significa regresar a los caminos que conducen a la vida eterna, fuimos creados para comer y beber de Su Bondad, Alegría y Justicia.

3. VUELVA APRENDER a comer y beber, en algún momento en el camino aprendió a comer y beber lo falso que condujo al camino de la apatía. ¡Pedid, Buscad, Llamad!

“»Y yo os digo: Pedid, y se os dará; buscad y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide recibe, y el que busca halla, y al que llama se le abrirá. »¿Qué padre de entre vosotros, si su hijo le pide pescado, en lugar de pescado le dará una serpiente? O si le pide un huevo, ¿le dará un escorpión? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenos regalos a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que le pidan?” (Lucas 11:9–13)


Edgar Iraheta

Edgar, Husband, Father, Minister, and Author.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

en_USEnglish
es_ESEspañol en_USEnglish